Caso de éxito- Ley Segunda Oportunidad- acuerdo con nuevo calendario de pagos y rebaja de la deuda

25 marzo 2020

En este post os queremos comentar el último caso de éxito conseguido por uno de nuestros despachos colaboradores.

En su día, el cliente al que llamaremos Sr. X, contactó con nuestro despacho de Vitoria agobiado por la situación económica por la que estaba atravesando. Nos comentaba que, hace varios años, debido a varios problemas personales, contrató varios préstamos personales con entidades financieras que ofrecen micropréstamos, de concesión fácil y rápida, y que, en la actualidad, no podía hacer frente a los mismos, encontrándose en una situación de impagos que ya no podía gestionar, dado que contaba ya con varias demandas de reclamación de cantidades, y todas estas compañías le agobiaban diariamente con llamadas, SMS, cartas de reclamación…

Así, aunque contaba con ingresos mensuales suficientes para cubrir sus necesidades básicas, le era imposible cumplir con sus obligaciones de devolución de estos préstamos en los términos contratados en su día.

Nos manifestaba reiteradamente su voluntad de pagar, pero necesitaba un nuevo calendario de pagos que le permitiera fraccionar sus deudas y hacer frente mensualmente a sus necesidades como son el alquiler de la vivienda, manutención, cuidado de sus hijos…

En primer lugar, nuestra abogada comprobó que cumplía con todos los requisitos para solicitar acogerse a la conocida como “Ley de la Segunda Oportunidad” y, asimismo, recabó toda la documentación para poder iniciar los trámites en Notaría.

Con todo ello, lo primero que se hizo fue elevar a público la solicitud de acogimiento a la Ley de la Segunda Oportunidad, mediante un acta de la que os dejamos copia.

Una vez elevado a público, se nos asignó un mediador concursal que, negoció con los acreedores el plan de pagos que habíamos negociado con nuestro cliente, consistente en un nuevo calendario de pagos que le permitiera hacer frente a esas deudas en un nuevo plazo de dos años y medio, mediante pagos mensuales, y se planteaba una rebaja del 20% de su deuda.

Los acreedores, en su mayoría, aceptaron la propuesta que planteaba el Sr. X, por lo que, ese acuerdo, se elevó a público ante Notario, mediante el acta que os dejamos a continuación.

De esta manera, el Sr. X paralizó todas las demandas de reclamación de cantidad que habían interpuesto los diferentes acreedores e impidió que estos pudieran seguir con los embargos de su nómina.

Ahora, está haciendo frente a sus deudas mediante pagos mensuales que le permiten seguir cubriendo, con desahogo, sus necesidades mensuales básicas, y con la tranquilidad de haber paralizado las reclamaciones judiciales, paralizado embargos, y no recibir continuas llamadas de reclamación por parte de los acreedores.

Si te encuentras en una situación similar a la del Sr. X, ponte en contacto con nosotros, que podremos ayudarte a renegociar deudas y a elaborar un plan de pagos que sea aceptado por tus acreedores, por lo que te invitamos a que te pongas en contacto con nosotros.

Documentos de interés en este caso:

¿Dudas? ¡Hablemos!
Por favor, acepta nuestra política de privacidad para iniciar una conversación.